Desde hace unos años a lo largo del curso escolar hay algunos días en los que no hay clases, esto supone un trastorno para las familias que tienen hijos e hijas pequeñas a las que atender, por ello hemos desarrollado uesta iniciativa.

Los objetivos son:
Ofrecer a los padres y madres un espacio de confianza y seguridad.
Proporcionar a los menores actividades lúdicas y creativas, disfrutando del juego compartido.
Educar para el disfrute del ocio y el tiempo libre, donde los pequeños serán los protagonistas absolutos.

Las actividades se planifican en torno a un centro de interés basado en la educación en valores como: educación ambiental, coeducación, educación para la tolerancia, educación para la salud, etc.

Con las actividades se pretende desarrollar la expresión de la personalidad, la autoestima y la creatividad, priorizando la riqueza del proceso y el reconocimiento del esfuerzo sobre el resultado final.

Se agruparán en:
Expresión dramática: se fomentará la imaginación, tanto en las propuestas como en su realización.
Expresión plástica: se trabajará con diferentes técnicas y materiales, procurando utilizar materiales sencillos, disponibles en el entorno natural y de desecho, que podrán ser utilizados por los pequeños.
Expresión dinámica: juegos de expansión y movimiento, deportivos, tradicionales y cooperativos. se fomentará el deporte de equipo y adaptando las normas para adecuarlos a las diferentes edades.
Naturaleza y medio ambiente: conocimiento del entorno, la flora y la fauna, mediante actividades que permitan su disfrute y hagan patente la necesidad de su cuidado. Se trabajarán talleres donde puedan comprender la importancia de la actuación individual y colectiva.
Otras: elaboración de alimentos, productos de higiene, animación a la lectura, etc.