Cualquier padre, madre o educador estará de acuerdo en que los niños y niñas deben crecer equilibradamente, para ello los adultos debemos procurarles un ambiente cada vez más sano, más justo y más digno.

El “control de esfínteres” es un momento crucial en el desarrollo evolutivo, y ya casi nadie discute la necesidad de la existencia de la figura del “AUXILIAR DE INFANTIL” contemplada como un profesional más dentro de la Comunidad Educativa.

Existe una presión para que los bebes controlen sus esfínteres, con frecuencia antes de que estén preparados para ello, entre otras razones porque tienen que entrar en el colegio sin pañal y algunos pequeños todavía no tienen tres años cuando se incorporan al mismo.

Con la escolarización del alumnado de Educación Infantil en los centros de primaria se plantean, por tanto, nuevas necesidades que hasta el momento no se han resuelto satisfactoriamente: la contratación de los auxiliares.

Para paliar en lo posible esta laguna de forma adecuada Espiral, S.L. ofrece personal formado para esta función, ya que creemos indispensable que tengan una atención especial y adecuada en esta etapa.